Feria del Libro de Chinchón

13:27

Cuando nos enteramos -por las redes sociales-  de la Feria del Libro de Chinchón y el programa de actividades que habían preparado, cambiamos los planes del sábado por la tarde y para allá que nos fuimos.


Lo primero, fue merendar sentadas en el suelo de la plaza, escuchando uno de los cuentacuentos a cargo de Ana Griott, La cabra del cordobán -recogido en el libro "Cuentos antiguos de Gran Canaria"-.
Conocíamos la historia de la cabra por la edición de Kalandraka de "El pequeño conejo blanco".
Esta versión canaria, basada en la tradición oral, cuya protagonista es una vieja nos gustó mucho, y cuenta-contada por Ana Griott no tiene desperdicio.


Cuando terminó la función, fuimos al puesto de Tragamanzanas, donde compramos varios ejemplares en versión snack.
Si buscáis literatura infantil de calidad animaros a visitar su web http://tragamanzanas.com/.
Os hablaremos de esta editorial ubicada en la Sierra de Madrid en otra publicación.


Del puesto de la Editorial Malas Compañías -en la que publica Ana Cristina Herrera, o lo que es lo mismo: la cuentacuentos Ana Griott -salimos encantados. Nos contaron la historia de "El pollo Kiriko" en un formato de cuento sin final desplegable como un acordeón. Obviamente, nos lo llevamos para disfrutarlo en casa.


En la misma plaza -según terminamos de ver las casetas- los niños tuvieron la oportunidad de montar en burro. Dieron un par de vueltas y al terminar estuvieron acariciando a los animales. Eran dóciles, bien aseados y suaves como el algodón.


Además, pudimos hacer una visita turística por Chinchón montadas en un pequeño trenecito que recorre los rincones y edificios más emblemáticos del lugar. En el precio del viaje se incluye una audio-guia, por lo que tuvimos la oportunidad de conocer un poquito más de cerca la historia de este pueblo con encanto de la zona sur de Madrid.


A la vuelta, y aprovechando que hacia bastante aire, sacamos los pomperos y seguimos nuestro paseo. ¡Imposible rescatar las pompas, que revoloteaban a toda velocidad entre el empedrado de las casas azotadas por el viento!


A media tarde nos unimos al taller de manualidades organizado por la Asociación Abach para los mas pequeños.
Con motivo del 75 aniversario de la publicación de "El Principito" -título de la feria-, habían organizado un taller para hacer una rosa de papel. Estuvimos recortando, agujereando y arrugando papel de seda de colores. Con un limpiapipas hicimos el tallo y un trozo de cinta aislante nos sirvió para sujetar las hojas.



Con nuestras flores en la mano nos despedimos de Chinchón.
Sin duda, una tarde preciosa para repetir y recordar.



También te puede interesar

0 comentarios

DÉJANOS TU COMENTARIO